Eli Almic presentó Reflejo: un espectáculo de inmersión

Rap Comments (0)

Un espectáculo de inmersión. Una piscina musical que rompe con aquel acuario donde el espectador observa detrás del cristal. Todos, los artistas, el público, Eli, los instrumentos, las visuales, las rimas. Todos en un cóctel cambiante, activo y rítmicamente integral.

Imágenes de Nico Garrido. Escribe Zalo

Fué hace tanto que no me acuerdo algunos detalles: en un boliche/casona de Pocitos o el Parque Rodó que ya no existe más. Habían rapeado varios MCs, todos hombres, y DJRC pide un fuerte ruido para una muchacha: tímida y nerviosa, pero que la sabía llevar. Ahí también ella estaba entre la gente, pero porque el lugar era chico, yo estaba a unos pasos escuchándola por primera vez, y me aprendí el estribillo de Rara Vez ahí mismo. TCE Mic Check, Hace que exista, Bronko Yotte y Tractatus, Pardelion Music, Sofar. Un montón de ritmos después, unos cuantos años después.

Bajando los escalones de la Hugo Balzo, te encontrabas con un decorado, que si a uno le pedían que represente sin espejos el concepto reflejo y música, no lo podría haber hecho mejor que Florencia Linder al frente en la dirección, puesta y luces, acompañada de Jimena Ríos en escenografía y Josefina Cúneo quién se encargó de las visuales. El sonido era un gran desafío ya que dos sistemas principales de audio se enfrentaban y envolvían al público, Diego Vidal supo como desempeñarse a la perfección. Unas cintas en el piso enmarcaban el espacio de los músicos, que estaban entre el público en sus bajas tarimas. Viniendo del teatro, Eli rompió con la cuarta pared y se metió entre la gente, pero sobre todo, en la gente. Si costaba mover al reservado público uruguayo, la MC encontró la fórmula para hacer de su espectáculo una experiencia sensorial comprometida. Nadie le robó el show, eso seguro, sin fallar en una sóla métrica, Elisa pegó notas, flows, doble-tempos y sonrisas con elegancia, y es que disfruta de su música y contagia.

Con el público en el bolsillo desde que salió a escena, nos rodeó de una estelar formación: la doble amenaza DJRC-Shavless, sirviendo banquetes con sus bandejas, el destacado Nicolás Grieco con pulmones sin fondo y trompeta virtuosa; Flavio Galmarini dominando baterías eléctricas y analógicas con la precisión de un Rolex, a las que se sumó Gastón Vivas con percusión invitada; Gonzalo Vivas nunca dejó de aportar con las seis cuerdas, Sebastián Gagliardi con sensibles y profundas teclas, Miguel Nieto sumando esos graves que se sienten en el pecho, y la sedosa voz de Karen Halty en coros. Sumale la metralleta de rimas de Hurakán Martínez, y algunos versos anglosajones a través de los parlantes, y como resultado la presentación de Reflejo, que, valga la redundancia, refleja el crecimiento de una artista que siempre apuntó a dar más de lo que esperamos, sin defraudar.

Una producción de Pure Class Music
Con el apoyo de: Kaboa | Salmón Pastas | Brauer Bierhaus | MVD Portal | Delaplanta Grow | El País | MásBus | CMPU | Aceite Oriental | Auditorio Nacional del Sodre

Pin It

» Rap » Eli Almic presentó Reflejo: un...
On 28 junio, 2018
By
, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

«